Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Sep 4, 2020 in Notas | 0 comments

Activación de los Guardianes de las Dimensiones y conexión con la Esfinge en Egipto para configurar los dos felinos de la entrada del Museo como conectores de luz de la conciencia Atlante en Argentum Aurum.

Activación de los Guardianes de las Dimensiones y conexión con la Esfinge en Egipto para configurar los dos felinos de la entrada del Museo como conectores de luz de la conciencia Atlante en Argentum Aurum.

.

Trabajo en el Museo de La Plata 4/9/2020

Canalización de la Apertura del trabajo

Madre Gaia envía un pulso a todas las diosas, a la felina dentro de cada Diosa. Se han abierto los canales subterráneos, intraterrenos que estaban bloqueados en este territorio. Se abre nuevamente un canal, que es como un canal de parto que nace desde el corazón de la tierra hasta la superficie. A través de este canal que es abierto hoy, el corazón de madre Gaia comienza a nutrir el corazón de la felina Diosa, del Felino Dios que vive dentro de cada uno de nosotros.

Se apertura nuevamente el guardián de una enorme e inmensa jerarquía galáctica y cósmica: El Esmilodonte, que se encuentra en las puertas de este templo y santuario que alberga razas y conciencias, que alberga dimensiones que hoy piden ser liberadas en apertura. Son dimensiones de muchas jerarquías de reinos y también se limpia un dolor ancestral de células de la tierra (seres humanos) que han transitado por Gaia y parte de ese dolor ha quedado encriptado en el museo, es el dolor de los pueblos originarios. Hoy se cubre todo el museo de los colores de su bandera. Me muestran muchas dimensiones juntas trabajando al unísono, son dimensiones físicas, terrenas, multidimensionales, capas sobre capas, círculos sobre círculos y giran como átomos hasta producir la danza al final del trabajo en el museo. El canal de pulso desde el corazón de Gaia que se ha abierto en este territorio para nutrir los corazones quedará abierto y habrá que alimentar este canal, con pensamiento, enraizamiento, con aullidos, habrá que alimentar el corazón felino que hoy se abre. Este es un portal de recordatorio de ese ADN. Una vez reivindicado todo el dolor de los pueblos originarios con los colores que hoy revisten al museo etéricamente con mucha fuerza, va a abrirse después del ungimiento a los Esmilodontes dientes de sable, seres guardianes, va a abrirse un portal hacia África, hacia todo el norte y va a llegar como cascada de agua cristalina la luz que ha albergado el rio Nilo a este lugar (la Plata) a través de los grandes oleajes del rio de la plata.

Me muestran que la madre Argentum Aurum, madre diosa gestadora de la nueva vida, ha movido sus brazos y se abraza su vientre (celebran los pájaros), se masajea su propio ombligo y  se unge con aceite de almizcle. Luego toma su mano y trae del cosmos un rocío de miel enviado desde pléyades, desde su plexo solar deja caer las gotas de miel que atraviesa todo su vientre embarazado, gestador de nueva vida, y a traviesa todo el pubis, la vagina, nutriendo el clítoris (que la hermana María Lucía Ayala vio como centro de poder que representaba este espacio en la plata), es un centro clitoriano de la Diosa Felina del nuevo amanecer.

Argentum esta rociando su útero con esta miel, esta endulzando con esta miel, traída de pléyades de las madres meropianas. Está ungiendo todo el útero. Me muestran que estos dos felinos hoy se unen desde el tercer ojo al tercer ojo de la esfinge en Egipto, y que a partir de hoy se generan los hilos de conexión para traer la visión a este espacio. Se une en visión con toda la sabiduría Atlante, Lemuriana y Muuriana (de Mu). Veo llegar desde el río de la plata a grandes avatares africanos y que también han sido guardianes silenciosos y piden ser escuchados nuevamente… vienen caminando hacia la tierra prometida, vienen buscando la nueva tierra, han estado esperando, son seres que están en otras dimensiones y se están trasladando aquí, a la tierra prometida que ya está bajo nuestros pies.

Nos cubrimos con rosas galácticas que la madre cósmica nos ofrenda junto a madre Gaia, hacen entrega de su manto sagrado de estrellas, pedimos permiso a las jerarquías presentes, a los maestros, para llevar adelante el ungimiento y reconexión de los entramados que han quedado inactivos producto del dolor y desconexión del ser humano en estos esmilodontes.

Nueva línea de tiempo dármico

Me muestran algo muy importante respecto a la activación de este espacio, tiene que ver con que ellos (este animal de poder) tienen la posibilidad de cortar, limpiar, las líneas de tiempos viejas. Me muestran el eje de la kundalini y una serpiente enroscada vieja, con las creaciones antiguas y no virginales cayendo… y veo las caras de los felinos en esas dimensiones. Me siguen mostrando un nuevo tubo de luz blanco, un nuevo eje, está la médula espinal original, los ojos del felino nacen de ahí, y veo un código pleyadiano que se llama DIOSA DEL SUR. Estos guardianes tienen la posibilidad de abrir la nueva línea de tiempo que todavía no ha sido creada y que potencialmente YA ES, pero que aún no ha sido creada y manifestada en la 3D por nosotros, aquí, en esta esfera.

Es muy importante esta activación porque estos guardianes que hoy se activan en este punto y eje nodal van a ayudar a la humanidad y al vientre de esta mujer Argentum Aurum Caprum (Argentum = Plata – Aurum = Oro – Caprum = Cobre) para que pueda abrir su nueva línea de tiempo, ellos están enviando rayos de poder y fuerza para que podamos comenzar a enraizar en nosotros la nueva línea de tiempo que es la nueva forma de la que tanto se ha hablado de este año 4.

Se aparece la cara de Akenaton, padre del sol, él está entregando el oro coloidal del universo en el corazón de la Diosa y Nefertiti siendo la mismísima esfinge. Veo un gran agujero negro debajo de la esfinge de Egipto que se une al poder de la visión y tercer ojo. También se está conectando una nueva dimensión de todo lo que hay debajo de la esfinge hacia arriba, está saliendo por la visión, hay un canal que se está creando y va a permanecer en limpieza durante 11 días… veo el ojo que va a estar activo con mucha fuerza. Es el ojo de la diosa, es su vulva, su poder, su canal clitoriano, es su olfato psíquico.

Argentum, en su corazón, siente mucha paz en este momento. Va este halo de paz al gran guardián Kalumba que va a ser expandido hacia ese territorio, desplegando un destello de oro del corazón crístico.

Los seres de Orión están acompañando, porque son los grandes conocedores del magnetismo de la Galaxia, y también hoy se está abriendo en otra capa el gran poder magnético de la Diosa, eso es lo que se está activando en la esfinge en Egipto y acá, centro magnético de La Plata, es una ciudad escorpiana y este signo es el gran trabajador del magnetismo y a partir del canal de parto que se abrió desde el corazón de Gaia a la superficie, toda la nutrición que madre Gaia va a enviar a la diosa de este suelo y a las diosas de Argentum, va a permitir que toda esta energía magnética ahora sea reconocida y enraizada en amor y virginidad

“La diosa ya está preparada”

“La diosa ya está preparada”

“La diosa ya está preparada”

Lo repiten 3 veces y se crea un nuevo árbol, una nueva placenta, con una nueva información.

Sostenidas por el corazón, procedemos juntos junto a las hermanas a ungir con aceites a los felinos.

UNGIMIENTO

Ungimos la cola con aceite de Nefertiti traído de Egipto por las hermanas Anan y Marion. Al ungirlo piden que se vaya poniendo la intención de que se manifiesta el poder de la médula original en la diosa.

Ungimos las patas de los felinos con aceite de miel y vamos permitiendo que su guardianaje se reactive nuevamente en este santuario (el museo)

Por último, ungimos el tercer ojo con aceite de sándalo y unimos sus visiones a la esfinge. Con esto quedan configuradas como nuevas esfinges y se conectan ambas a la esfinge de Egipto.

El esmilodonte que está a la derecha mirando de frente el museo activó dentro un disco de oro (que traerá información a Argentina de la sabiduría Atlante de Egipto a esta rejilla planetaria) Este felino fue fluido de trabajar… en cambio el felino que está a la izquierda mirando de frente hacia el museo, fue más difícil de trabajar, puesto que se estaba por configurar con el disco de plata y habían muchas memorias que liberar antes… quedó plasmado un disco de plata en forma vertical y el del otro guardián con uno de oro en forma horizontal.

Al ser ungidas las colas de ambas esfinges ayudamos a que este canal con lo intraterreno del lugar se reactive nuevamente

En el esmilodonte de la izquierda quedó instalado un disco magnético, llegaron muchas diosas de distintas dimensiones para que se abriera con sus danzas.

Al final de esta activación vi que el tercer ojo, los ojos y nariz de ambos se unían hacia la esfinge en Egipto y se conectan a través de rayos de hilos dorados que han sido reconectados nuevamente. Estas porciones de esfinges, como canales felinos de la existencia, han sido reconectados nuevamente.

Cierre del trabajo

Luego del ungimiento me mostraron que en el bosque volvían a aparecer elementales, duendes, hadas, guardianes, que habían estado esperando la reactivación del nodo para emerger a la superficie nuevamente y sostener la alegría.

Nos pusimos en ronda, fue mucha limpieza la que se hizo, bajaron cantos, y me mostraron el corazón de la diosa del bosque… estaba toda tapada con velos con las capas humanas depositadas en el lugar (el espacio es muy concurrido y en general se usa con otros fines que no son sagrados)… luego de limpiar y cantar con las hermanas comencé a ver que se había instalado una gran atmosfera verde esmeralda y que todo el corazón de Lemuria, configurado en ese enorme jardín que envuelve al museo, abrazaba el poder del las esfinges. Orión estuvo muy presente puesto que la raza verde esmeralda de Lemuria proviene de allí y fue una raza muy conectada con los reinos y la tierra.

Con amor infinito,

Aripka Maia

Dejá tu comentario aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *