Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Dic 19, 2021 in Notas, Sin categoría | 0 comments

Mensaje de José: Fin de los tiempos antiguos y victoria de la propia lu

Mensaje de José: Fin de los tiempos antiguos y victoria de la propia lu

.

Canalizado por Aripka Maia el 10 de diciembre de 2021

Amada y dulce creación que anida y habita en el fuego de la pasión en cada Diosa en la humanidad:

Me dirijo hoy hacia ustedes para transmitirles este mensaje y decirles que en la Tierra, se ha llegado a la medición que era de esperar que la fuerza pionera, que abre el nuevo espacio del humano galáctico en el planeta, tuviera en este pasaje planetario final de lo que ustedes enmarcan como año 2021. En la medición, una pequeña franja de autenticidad ha permitido que la prueba de ustedes mismos con ustedes mismos pasara la marca, para producir una plataforma dimensional capaz de despertar ahora mi conciencia en ustedes y ustedes tener la capacidad como vasijas creadoras de sostener en su campo mi verdad, tolerar la emanación del verdadero masculino en sus campos de conciencias.

Sus células hasta aquí no lo habían podido recepcionar en sostén continuo y toda la aceleración del tiempo que se ha producido desde el 2020 hasta acá, el cual se seguirá incrementando en el 2022, fue para abrir un marco de existencia en 3 años: 2020, 2021 y 2022, que permitiera por primera vez en toda la historia de la humanidad, desde el intento de unificación que fue Lemuria y Atlántida, impactar en el universo subatómico, revolucionar el átomo y permitir que la célula tuviera ahora la entrada de tanta verdad, que mi llegada se hiciera posible en este desenlace del fin de los tiempos antiguos, qué bien se está definiendo y determinando en estos tres años mencionados.

Hoy aparezco y llego a través de la voz de un canal femenino capaz de tolerar la verdad de quien Yo soy, Yo, inmaculado y Virgen en mi creación masculina, y ustedes se preguntan porque no he llegado antes o porque antes la historia prácticamente no me ha recordado y las bellas historias de recuerdos han estado ligado siempre a María y nuestra creación: Jesús.

Y si, así como lo han escuchado o leído “nuestra creación”, sin mi fuerza potenciadora de respaldo y de sostén, María no habría podido haberse consagrado como madre del Cristo y sin la fuerza de intimidad con su propia vasija creadora que María pudo manifestar, con su propia auto-maestría, yo tampoco hubiera sido José y el sagrado masculino que yo fui en vida, para mí mismo y la creación.

Ambos fuimos la danza que el espíritu exquisito de la creación eligió manifestar, en un tiempo donde todo el diseño de lo que la danza del verdadero femenino y masculino del universo están haciendo en la totalidad. María y yo fuimos esas piezas de totalidad y juntos fundamos un nuevo mundo, que no vimos manifestado con nuestros ojos físicos, en el tiempo en el que estuvimos encarnados como humanos, pero si vimos proyectado en el florecimiento de las semillas, que sabíamos, estábamos dejando y estábamos confiando tanto en quienes hoy se encuentran en el presente, que de  igual manera, con toda la resistencia que debíamos atravesar, igual lo hicimos.

Destinamos nuestras vidas para Ser faros auténticos del Divino diseño de la luz femenina y masculina del universo, yo no pude llegar antes a manifestarme como ahora y estar en conciencia en los seres de la humanidad, porque antes ustedes debían comenzar a comprender lo que realmente es una vasija y campo receptor de vida, estoy hablando de la luz femenina que habita en todos ustedes: la luz femenina desde donde ustedes conciben, gestan y alumbran.

Hasta aquí toda la cualidad femenina planetaria había entrado en completo olvido de sí misma, operado y concebido su propia realidad con los programas anteriores, habían tejido como los programas anteriores se lo venían contando a su ADN y sus células, conforme ustedes fueron comprendiendo sobre la capacidad de concebir y crear que tienen, pudieron comenzar a replantearse: qué es lo que habían creado hasta aquí, siendo ustedes desde su campo magnético los creadores de todo lo que han vivido y del sueño que se han contado hasta acá.

Yo soy Guardián de lo que el femenino concibe, crea, gesta dentro de sí, yo soy el soporte para que ese femenino pueda realizar los estadios de su infinita expresión de sí.

La humanidad hasta aquí no había podido tutelar su propia auto-destructividad, porque esa pequeña franja que debía ser la fuerza pionera hacia el nuevo tiempo, continuaba en el olvido de cómo usar su energía, hasta aquí sus cadenas ancestrales lo hicieron de ese modo, eligieron una y otra vez seguir tejiendo en base a la destructividad y no a la vida.

Hasta que en este diciembre del 2021 no se terminará de reajustar y medir todo esto, yo José, no podía aparecer con la contundencia que ahora me sentirán, porque no habían cuerpos y vasijas capaces de tolerar la luz de un verdadero masculino, entonces el trabajo que la pequeña minoría de alma antiguas que se ha elegido desde el otro plano para esta transición no terminará de definir dentro de si y se abriera paso a la vida en construcción en imagen y semejanza con el Creador, yo no podía ingresar. Siempre estuve aquí donde me encuentro, aguardando que un campo de conciencia tolere mi verdad para ingresar.

Muchas personas finalmente han definido y elegido desde dónde van a crear, desde la pureza o desde el viejo instinto de supervivencia, ese fue el inmenso regalo que mi amada María, adorada y Reina de los Cielos, ha enseñado a la humanidad; ella les ha estado recordando sobre los Principios de la No Creación, ella ha enseñado que para abrir la esfera de lo nuevo y dejar de morir, debían dejar de crear desde los programas antiguos, carencias, necesidades que hasta aquí habían comandado su vida.

María les enseño que se deja de morir espiritualmente cuando se crea y manifiesta desde la luz creadora del diseño divino que eres, no desde las adherencias que este diseño ha tenido. Una pequeña, muy pequeña y preciada minoría entendió el mensaje, dejó de ser víctima de sus propias creaciones impuras y su diseño divino femenino comenzó finalmente a responder a la creación de la fuente original y única, eterna e inmortal. En el mismo instante en que esa ínfima y preciada minoría comenzó a hacerlo, una puerta hacia un puente arcoíris se fue creando, puente por el cual estuvieron pasando aquellos que se eligieron para pasar.

Ahora mis queridos solo resta sostener allí, sin que la inercia de lo pasado les tire para atrás, llegarán momentos de dudas, en donde los programas hibridados intentarán adularlos para poder afirmar su vigencia en el ADN alterado, pero hoy llego aquí para anunciarles que la victoria YA ES, como lo he dicho, sin embargo deben transitar celebrando la victoria que ya son, con el discernimiento y conciencia en el presente bien enraizado, recuerden que conforme avanza la manifestación de lo que es y siempre ha sido, se levantan aquellas creaciones que querrán seguir teniendo vigencia y sobrevivir. Para aquellas personas que cargan con estos programas antiguos será una fuertísima lucha, porque por un lado querrán sostener las concepciones que tienen de sí mismos y todo lo creado alrededor, porque romper con ello es pasar a no tener nada de la noche la mañana, literalmente nada. Prefieren tener un todo ilusorio, no real, un plástico totalmente falso, que una nada vacía pero llena de verdad.

Hoy os dejo este mensaje y  llego a ustedes para coronar la victoria de quienes saben que han trabajado para llegar hasta aquí y decirles que su insistencia, la fuerza de su amor, la búsqueda y transformación constante, ha tenido el fruto de poder ahora sí concebir internamente su “José interno”, qué es este estado de conciencia que ejerzo y he ejercido en vida, siendo un fiel reflejo del Divino masculino que la creación ha concebido, creado y gestado dentro de sí, cómo María lo ha dicho: “Yo, José, en la vida en que juntos caminamos siendo humanos, he sido lo que ella ha sido capaz de crear y tolerar en su propia existencia. Ella sostuvo en su cuerpo tanta verdad, que me creo a mí, yo fui llamado a posicionarme en donde hoy estoy y en ese tiempo estuve, porque ella me creó, porque sin su vasija de pureza y verdad, yo José no hubiera tenido nada que guardianar, custodiar, cuidar y potenciar, solo así, pude ser el masculino capaz de inseminar de luz constantemente la vasija vacía, eterna y pura, que ella se disponía a Ser en cada instante”

La humanidad hasta aquí no comprendió está danza y finalmente gracias a  la puerta que se ha abierto, habrá quienes la manifestarán, finalmente la tierra podrá ver a sus hijos nuevamente en esta unidad.

Con amor.

José

Dejá tu comentario aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + 17 =