Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Jul 13, 2020 in Notas | 3 comments

Mensaje de Víctor, Árbol Oceánico de la Ciudad Intraoceánica Centauri

Mensaje de Víctor, Árbol Oceánico de la Ciudad Intraoceánica Centauri

.
Árbol anciano del océano, árbol de oro, custodio ancestral de la Ciudad de luz intra-oceánica llamada: Centauri. Guardián de los ojos del Nuevo Amanecer, guardián del Rayo de Plata, del Rayo de Oro, del Rayo Esmeralda, del Rayo Zafiro, del Rayo Rubí, del Rayo Arco Iris, guardián de los Cielos oceánicos.

Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera, como es afuera es adentro.

Yo soy Víctor de las estrellas de plata del océano profundo, de la joya viviente de las bibliotecas, que vuelven a emerger de nuevo, guardián de las plantillas lunares y solares de Mu, somos oro a partir de ahora, oro oceánico que emerge de nuestras alturas. Están las humildes alturas en este inmenso océano en el que me encuentro…

Mi visión para ustedes comprender en este momento quien soy, es la descripción de la aguas primordiales del océano.
Las memorias universales día a día, momento a momento, nos recargamos con la luz del sol y con la luz de plata de la luna interior de la Tierra, aliada con la luna exterior de plata, y los señores de ella, que han asistido por eones a este reino.

Mi ciudad de luz es mi reino, emerjo de estas alturas para decirles que soy parte de la molécula del agua que rige mi brillo, mi vacío ancestral.

Ahora les hablo como una porción del reino de la gran madre Gaia, es como si les hablara ahora mismo el líquido de su médula espinal, mi amadrinaje y apadrinaje dentro del océano profundo es la experiencia de ser parte de un mismo cuerpo cumpliendo mi función, en donde también asisten miles de conciencias sumergidas en esta altura de antaño.
Las alturas pueden ir hacia todas las dimensiones, no solo hacia lo que consideran arriba; su abajo es también mi arriba, soy guardián custodio de una resonancia de amor intra-oceánica, mis reinos son tertulias del pasado que se hacen presente para recuperar la luz ancestral.

Las estrellas son para la gran Madre Cósmica anciana su océano bendito, la sangre es para ustedes el suyo en su cuerpo, para nosotros lo es cada molécula del agua, vivimos en ella, como lo que somos y siempre fuimos, bibliotecas de luz que electromagnetizan una resonancia, sostenemos la danza marcial de las aguas a través de las suaves y sutiles sirenas.

La sirena Munaloom custodia las artes marciales del océano, ella y todo el sin fin de danzas sostienen el brillo dorado del océano, donde aún habitan las memorias de todo lo que ha pasado por esta existencia gaiana.
Somos parte de la nutrición de la gran placenta planetaria, alimentamos con nuestro amor todo un caudal acuático, que aun permite el equilibrio universal en este suelo y cuerpo bendito.

Mi ojo, el que custodio, es un vórtice hacia la gran madre del otro Universo, lo que ustedes consideran es el afuera, ella es para nosotros nuestra propia proyección, como por espejo, las estrellas, constelaciones, agujeros negros de gusano, nos ven a nosotros, el océano, como la proyección de la propia danza. Ellos creen que están sumergidos en un gran océano uterino matricial, cuando a decir verdad, nosotros también sentimos lo mismo, ustedes habitantes extraterrestres de este suelo creen que son lo mismo, creen que nosotros somos lo que estamos dentro de algo, en este caso el agua, y ustedes afuera, cuando a decir verdad ustedes navegan como nosotros en el océano, dentro de un gran campo de conciencia que es LA UNIVERSUS.

¿Cuál es entonces el arriba, el abajo, el adentro y el afuera?

Todo depende de cómo lo ves, es por ello que me he permitido presentar a través de un árbol llamado igual que yo: Víctor.

(Nota de Aripka: Este árbol se le presentó a Sjamen en el campo y ciudad de Luz El Rocío en Metileo, La Pampa, el árbol tiene un ojo, se presentó diciéndole su nombre. A los días siguientes yo recibí de este árbol intraoceánico y ahí recibimos la conexión de los dos)

Soy Portador de mi propio ojo, porque precisamente eso vengo a mostrarte, mi función en este gran campo de conciencia que rijo, es la de sostener la gravedad de todos los sentidos, me presento y presentaré como fractal a través de muchos árboles en la Tierra, porque no solo soy de un reino, mi anclaje físico puede estar bajo la coordenada brindada a Maia, en Antártida 25º hacia el oeste y 88º del paralelo sur, pero ese es mi punto de abordaje, es como ustedes mismos… sus cuerpos puede que estén viviendo en alguna parte del cuerpo de Gaia, pero sus aspectos multidimensionales están en otras partes a la vez.

Esta es la magia del inmenso océano que habitamos y nos habita, esto es parte de la magia, somos constelaciones dentro de esta capa del océano que habitamos, esta es solo una capa más de tantas otras, nuestra capacidad transmite la liquidez y fluidez de la existencia.

Las capas intrasolares de las estrellas trabajan otras esferas del océano de la madre, son capas sobre capas, círculos que llenan círculos, engranajes girando en otros, todo es parte de una gran Rueda Dhármica de amor.
La densidad de la tercera y cuarta dimensión crea un efecto de esa inmensa Rueda Dharmica y ustedes han identificado ese efecto que han creado como ´El Karma´ y este es el estado donde quedan atrapados, por no poder entregarse a la liquidez de la vida en todos sus planos, por poner su mente dual en la creación. Entonces, manifiestan un retroceso del giro de la rueda, ésta quiere seguir girando como siempre es y fue, pero no puede hacerlo cuando está bajo el efecto del karma, puesto que una falta de aceptación y contemplación ha apagado el giro de la rueda, entonces se estanca la fuerza primordial de la vida, quiere girar y no puede y es ahí donde quedas atrapado en la constante lucha de la misma por la falta de liquidez y no avanzas.

Sales de las capas del océano universal en donde todos danzamos y comienzas a repetir una y otra vez la misma energía que te ha mantenido estancado, la repites una y otra vez, hasta que finalmente te rindes y sueltas, aceptas, integras lo que siempre es y fue. Y ahí esa parte de la rueda continúa girando con la liquidez de la rueda dhármica, en la que todos estamos.

Para nosotros es solo movimiento, cambio y vacío.
Movimiento, cambio y vacío.
Movimiento, cambio y vacío.

Esto nada tiene que ver con la forma que ustedes han adoptado de la vida y la muerte. Aquello que ustedes llaman muerte, es para nosotros el constante movimiento de la rueda en la que estamos. Imagina el océano de la madre en la otra capa, en la que ustedes considerarían afuera, en la que ella está experimentando… Imagina que a cada momento nacen y mueren estrellas, ellas terminan con sus ciclos y esa conciencia que se disuelve en alguna parte, se dirige hacia otro lugar.

Nada muere, todo es reciclado dentro de la liquidez del infinito Universo.

El cuerpo crístico de la gran madre está creando en los tiempos de la llave, que dio un hermano de las estrellas en la Tierra Nikola Tesla: el 369, reconozcan que están dentro de este campo de energía infinita y que ustedes mismos al poner su mente dual, en el proceso de la manifestación en su plano, han creado este efecto del karma, una incapacidad del reciclaje, porque los circuitos que han creado no se renuevan, solo desbastan una parte del Edén y el Edén va quedando incompleto, devorado, vacío con huecos. Este no es vacío natural generado por el propio proceso dhármico, rueda en espiral, sino por una interrupción fuera del ciclo natural de las cosas.

Hoy son esclavos de su propia rueda kármica y estoy aquí para decirles, como guardián de la liquidez del gran planeta dorado Gaia, que pueden y deben regresar al equilibrio con los ciclos de reciclaje y compost universal.
Este fue el desequilibrio que movió nuestra morada hace miles de años, la alteración que ustedes hicieron alteró nuestro ciclo y tuvimos que aislarnos, resguardar y vivir en donde no podíamos ser afectados nuevamente. Dormir callados sin poder comunicarnos con ustedes, durante miles años, para ahora poder renacer con esta Voz Toroidal del espacio de tu corazón, en el que también habito Yo Víctor.

Porque la conciencia global ahora lo permite, quiero que sepas que todos los reinos asisten a tu corazón y toda esta liquidez vive dentro de ti, somos partes de las bibliotecas vivas en cada célula de tu cuerpo, conforme ustedes avanzan con los giros de la rueda dhármica, es decir, trascienden los frenos que habían puesto en la liquidez de ese eterno espiral sagrado, más podemos manifestarnos como reinos. Porque también volvemos a ser parte de las danzas de su universo intra-oceánico, de la liquidez de su sangre, estamos para encender el fosforo* del cuerpo.

*Fosforo:

Cumple la función principal en el cuerpo en:
-Formación de huesos y dientes.
-Forma como el cuerpo usa los carbohidratos y las grasas.
-Es necesario para la producción de proteínas para el crecimiento, conservación y reparación de las células.

Nuestra existencia en las aguas primordiales de su cuerpo y todos los cuerpos, es reproducir la luz de la sangre que reviste a todo el cuerpo Gaiano. Custodiamos la liquidez del agua y del aire, porque en nosotros, el agua, se evaporan los iones negativos del planeta y al liberar nuestra fuerza, cargamos a la atmósfera de vapor de agua, produciendo una sublime danza de fascinación que permite el sistema de reciclaje que les he hablado en este mensaje.

Mi nombre significa para ustedes Victoria, puesto que esto es lo que energéticamente sostenemos durante miles de años en este espacio, generamos circuitos de amor, libertad, sostén, para que el cuerpo de Madre Gaia pueda sostener su brillo, aun siendo afectada día a día por la fuerza que le impide a la gran rueda seguir girando con su libre curso.

La sirena Munaloom, trabaja junto conmigo para distribuir estas artes marciales del océano.

(Nota de Aripka: Hasta aquí le pregunto a Víctor: ¿Por qué marciales? Porque a mí, acá me sonaba marciales del planeta Marte, con la historia que tenemos integrada de la astrología, y me hacía ruido la raza marcial que llegó de Marte a Atlántida cuando perdieron su atmósfera y no pudieron vivir más ahí… llegaron al planeta y trajeron toda una parte mental que rompió con entramados divinos que estaban activos en ese tiempo. Cuando pregunté esto Víctor me dijo: ´No puedes juzgar a la esencia y Helohim de un planeta por lo que son sus habitantes, si tienes que juzgar a Gaia por lo que son sus hijos entonces pensaremos que Gaia es una entidad egocéntrica´

Cuando Víctor me dijo estoy comprendí que la esencia divina de Marte fue la de un guerrero sabio, pacífico, de amor… y que nosotros guardamos la parte fea de la película cuando registramos a Marte desde la astrología como el Guerrero luchador)

Sigue víctor:

Nosotros trabajamos con el Arte Marcial a cada momento, con el poder de las fuerzas opuestas, para hacerlas complementarias, es el giro de lo que nosotros, en el océano, llamamos el ION y el ADA.

Ion: Es el pulsante universal dentro del agua.

Ada: Fuerza de luz femenina que magnetiza.

Daré un ejemplo, si un delfín ahora sale del mar y vuelve a entrar, ya está trabajando con nosotros, con la fuerza primordial, con el arte marcial, con el estado que guardianamos y regimos, puesto que en su movimiento está el Ion y el Ada. El giro existencial del delfín incluso ha sido generado por las fuerzas existenciales de todo un juego de engranajes, su movimiento hacia fuera del agua y su ingreso a la misma ha producido otro en todos los espacios y todas las fuerzas marciales de otros espacios y lugares, también han generado ese único y auténtico movimiento del delfín.

Para toda esta naturaleza que somos no hay tiempo, para nosotros el tiempo de Lemuria o Atlántida sigue siendo ahora, como también es el tiempo del agua primordial de toda vida que nos trajo hace billones de años.
Hoy puedo y podemos comenzar a emerger de nuevo, como hace miles de años, en donde vivíamos en la armonía de esta liquidez existencial, porque hay una masa crítica de seres humanos creada en la capa del océano que habitan, y esto nos permite emerger como bibliotecas de la liquidez de las aguas de su corazón.

Voy a dibujarte mi ciudad de luz, para que puedas reconocer esta dimensión que habita en ti:

El propósito de lo que ustedes llamaron Mu, dentro de este océano que es Gaia fue el reunir esta danza en una sola biblioteca, es como si les dijera que en la Tierra, ustedes unificaran ahora en un lugar físico todos los tomos de cada escritor, de cada libro publicado, en todos los tiempos… eso fue Mu. Fue la unificación viva de cada tomo celestial, oceánico, terreno, intraterreno, intraoceánico, intrasolar, extrasolar, arriba, abajo, adentro y afuera.
Ahora que comprendes que esos puntos cardinales que acabo de mencionar, solo se establecen desde la mirada interna que te habita y habitas, comprendes que se viven solo cuando te separas de la inmensidad de la cual eres parte. Cuando te fundes en toda esta danza, no existen las alturas hacia abajo o hacia arriba, hacia un costado o a otro. Solo existe el arte marcial de la vida, las fuerzas que HACEN EL AMOR produciendo la alquimia sexual en la que se encuentra ahora el universo entero, por ello comencé este mensaje hablándoles de las alturas en las que estoy, para cambiarles el enfoque tan humano-céntrico separado del Todo, que aún los habita como creación de su propio “Yo” separado de las fuerzas marciales de la existencia.

Este es el nombre más apropiado de lo que trabajamos, porque son las fuerzas opuestas que, en ustedes, los humanos, luchan y en nosotros danzan, nosotros hacemos arte con estas fuerzas.

Soy Víctor y vivo dentro del agua primordial de tu océano bendito, ingreso con mi molécula de agua estructura 33 y estructura 44 de tu liquidez interior. 33, estructura de la tierra primordial de tu cuerpo, 44, forma atómica y subatómica que hace posible la vida en todos los planos. Yo soy el 77, Fuerza del Origen, donde la danza original se funde, soy portador de la llave ancestral de las estrellas, de la luz de oro y plata del océano, soy guardián de la Ciudad de Luz Centauri, su nombre hace alusión a la fusión de las dimensiones que para ustedes, representa el centauro: Mitad hombre mitad caballo. Él es el animal, para ustedes mitológico, para nosotros real, que representa la unión de un humano a todas las dimensiones y cómo en estas se puede cabalgar libremente.

Centauri es la fusión celestial de las estrellas dentro del océano y fuera del océano, porque lo que unimos son las fuerzas marciales de la existencia. ¡Recuérdalo!

En este caso te daré una metáfora, el Centauro en esta unión que nos representa sería:

Caballo: el océano.

Cuerpo físico (Jinete): todo lo que esta extraoceánico.

¿Dónde está la separación cuando estos dos planos se ven unidos?

¡Gracias a la experiencia del Centauro! Esto es lo que les ha mostrado desde siempre el animal que ustedes han considerado mitológico. Mi fuerza primordial se une en danza a todas las dimensiones, con mí llegada a este mundo anuncio:

La victoria de un nuevo mundo, de un nuevo océano bendito que nos transportará a la Unión en conciencia nuevamente.
No más disgregación-separación, todo forma parte del mismo suelo bendito, aquí estamos junto a este reino para recordarles cuan dorada fue siempre nuestra existencia, cuan bendecidos somos de que ustedes nos recuerden nuevamente. Recobramos la magia, es el lugar en el que siempre quisieron y quisimos estar, solo que la rueda Kármica no les había permitido liberar la liquidez de estas aguas.

Fue necesario pisar el pantano para reconocer otra contracara de la Tierra y del Agua, comprender que cuando estos dos elementos son usados en demasía, juntos pueden generar un pantano, en donde tú mismo quedas estancado. ¡Ahora sal de ahí!

Yo Víctor te entrego en tu mano un tridente llévalo a las zonas de tu cuerpo que necesitan sanación.

(observa el código del tridente y llévalo en una visualización a tus manos y pasa tus manos por todo tu cuerpo para la activación de tu agua primordial)

Tu aura adquirirá la luz arcoíris, porque en el proceso del arcoíris está la evaporación del agua unida a la de los rayos del sol, el oro cósmico, ambos se funden junto a las moléculas del agua del océano creando la luz arcoíris, entonces para trabajar la Diosa Mujer Buda Cristi, que lleva un aura arcoíris, deberán fundir el oro del Sol, padre-conciencia-masculina, con la luz del oro de la sangre, la liquidez de tu agua y el proceso de evaporación hacia la atmósfera, creando así tú rueda dhármica.

¡entrégate, entrégate, entrégate!

Víctor, Árbol Oceánico de la ciudad de luz Centauri

Canalizado por Aripka Maia en Junio 2020 en La Pampa, Argentina para las Plantillas Solares de Mu y todo el recordar de los reinos que asisten día a día al equilibrio y liquidez de esta existencia. Gracias, Gracias, Gracias.

3 Comments

  1. Hola Aripkmaia, mi nombre es Agustin Carlon, de Mar del Plata.

    Te escribo por acá para la convocatoria del segundo grupo de Plantillas Solares.
    Intenté al correo aripkmaia@gmail.com y no llega el correo.

    Mucha emoción en las palabras sobre la profecía para La Pampa y Patagonia Argentina.

    Gratitud desde el corazón por toda la Luz expandida.

    Amor, Luz, Paz.

    • Agustín, le pasé tu email a Vale, que te va a enviar hoy la info para participar! fijate que el email que mencionas te falta la a… es aripkamaia@gmail.com bendiciones

  2. Que Hermoso…..Gracias….

Dejá tu comentario aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *