AmaNacer: El despertar del sagrado femenino

Descripción

Elige tu moneda:

Posiblemente, después de leer esto, querrás ser una mantenida. Para siempre.

En este relato comprenderás por qué el diseño del hombre y de la mujer son distintos y complementarios. Comprenderás que esta cosa distorsionada que sucede en la actualidad en donde muchísimas mujeres buscan ser iguales a los hombres, está totalmente fuera de foco y las mantienen en intentos que no funcionarán nunca. Esto las lleva una y otra a vez a sentirse solas, insatisfechas y cansadas.

Te contaré algo que va a cambiarte la percepción que tienes de ti misma y del hombre, y luego me dirás de qué lado vas a estar.

Hace poco tiempo me reuní con unas amigas a almorzar. No me esperaba que la mayor de ellas se sentaría en la mesa y diría de forma tan directa lo que ella quería lograr en los próximos años. Lo dijo claro: “Yo quiero ser millonaria y quiero dejar de llegar a fin de mes con lo justo. Quiero que el dinero me sobre y decidir qué hacer con él cuando se me dé la gana”

Dentro mío pensé: “Espectacular, lo tiene súper claro”.

Pero había una intuición que me decía que ese proyecto de ser millonaria no estaba naciendo desde un lugar puro, sino más bien desde una supervivencia.

En el almuerzo, hablamos de muchas otras cosas y al rato volvió a surgir el mismo tema en la charla. Y fue entonces cuando recordé mi tesis final en este viaje que llamamos vida y mi última materia en rendir acerca del tema “supervivencia”.

En ese momento pensé: “Ella no necesita trabajar y trabajar para algún día ser millonaria. Tampoco necesita activar más energía masculina de la que eligió sostener hasta aquí, porque nunca va a lograr trabajar su magnetismo y, por ende, no logrará convertirse a su diseño original en esta vida”.

Seguí pensando: “Que pena desperdiciar toda una vida y encarnación para nada. Repetir lo mismo de otros tiempos y revivir lo que el clan vivió”

Adentro de mí corrían olas de información y yo sabía que el camino no era poner el foco en ser millonaria sino en recuperar su magnetismo, su sagrado femenino. Pero, ¿cómo se lo decía?

Entonces, recordé nuevamente mi tesis final, la última materia en rendir. Y le dije: “Te voy a contar algo que solo lo sabemos Rubí y yo. No lo sabe nadie más, porque no se lo hemos contamos a nadie.”

Hace un tiempo tuve que dar un gran cruce en mi vida con relación a la supervivencia. Fue un tiempo en donde comencé a sentir que no tenía energía para hacer nada. Me angustiaba, me preguntaba ¿qué me pasaba? No era normal. Toda mi vida había sido muy emprendedora, pero de repente algo había cambiado. Mi cuerpo iba a otro ritmo y yo tenía que escucharlo. Había perdido las ganas de hacer cosas. Nacía de mí el profundo sentimiento de no hacer nada por un tiempo y de que Rubí me mantuviera y yo solo me dedicara a atravesar ese proceso en el que estaba.

Rubí me dijo que me quedara tranquila, que él se encargaba de todo. Pffffff, eso me dio mucha paz. Sentir ese respaldo acabó con todos los años en donde tuve que ganarme la vida por mí misma, pero desde un lugar antiguo de supervivencia, a pesar de que siempre amé lo que hice.

Pasaron los días y yo solo hacía lo que me salía del alma sin tener presión alguna. Y en un momento llegó la claridad. Entendí que ese proceso de “apagado” fue precisamente eso: Mi sistema necesitaba apagarse por completo para recalibrarse a lo que te contaré ahora.

Presta mucha atención a esto que te voy a decir. Mi alma me habló en esos días en donde estuve con la recalibración. Me explicó algo que me cambió la percepción para siempre.  Mi dijo que el diseño del hombre y el diseño de la mujer son muy distintos y que el del hombre es quien está biológicamente más preparado que la mujer para manifestar la abundancia económica.

Esto no quiere decir que la mujer no pueda lograr su abundancia, estoy hablando de escalas superiores. El diseño del hombre está preparado para ese nivel que mi amiga quería poder manifestar. Sabemos que la energía masculina es energía de MANIFESTACIÓN y que las mujeres también la tenemos, pero que, para llegar a ciertos niveles debemos tener más activa esa energía masculina y nos corremos de nuestro polo magnético. La femenina es la que acompaña y apoya ese proceso de manifestación. Las mujeres que logran grandes niveles de manifestación en sus vidas tienen que polarizarse más en su lado masculino. Todo bien. Ni bueno ni malo. Cada uno elige de que lado quiere estar.

Yo estoy del lado de la manifestación del diseño original.  Se a dónde te lleva cada cosa. Sé lo que es estar corrida del polo magnético encarnando un polo más eléctrico. Y viceversa.

Retomando la historia de mi amiga.

Ese día le expliqué todo eso que había sintetizado en mí, y entonces le dije:

Más que ver la forma de cómo volverte millonaria tienes que ver cómo vas a activar tu sagrado femenino, dejar de sobrevivir y atraer a tu vida el amor verdadero de un hombre al cuál TÚ vas a convertir en millonario.

¡Boom!

Literalmente, y no exagero, mi amiga casi salta de la silla. Con una simple charla y con mi experiencia de vida le había cambiado la línea de tiempo en pocos minutos. Su enfoque había cambiado. Lo que le dije vale oro. Y si estás leyendo esto, te has ganado el oro también.

Esto puede generar mucha contradicción dentro de una mujer superviviente que necesita igualarse ante el hombre para sentirse “IGUAL”. Sí, si, en el fondo, la mujer compite desde su masculino distorsionado con el masculino distorsionado del hombre también. Por eso tantas luchas y peleas en las parejas.

Déjame decirte que tomar la decisión de entregarme plenamente a esto que te comparto no fue nada fácil para mi vida. Las mujeres tenemos el registro de que los hombres que nos “mantienen económicamente” se aprovechan de su “poder” y entonces hacen lo que quieren con nosotras. Y sabemos que si un hombre hace eso para ejercer su poder no es un verdadero hombre. Y peor aún… Si tu estás con un hombre así, tu tampoco eres un sagrado femenino.

Debes comprender esto: La mujer que se ancla en su magnetismo virginal y puro crea al hombre capaz de amarla, protegerla y… mantenerla. ¡BINGO!

Esto le da placer al hombre que es HOMBRE con todas las letras y en mayúsculas. Ese hombre se siente hombre al poder servir a su Diosa y que ella mantenga el gozo y la pureza. Esa es la función principal del diseño masculino para con el femenino.

Todo esto no es como se ha vivido hasta aquí, desde el viejo paradigma. Hablo de que, la mujer recibe abundancia, la que ella se permite crear a través de su sagrado masculino por ella estar haciendo su parte.

Y… ¿cuál es su parte?

Y aquí viene lo mejor. Su parte no te la puedo contar en tres renglones. Y, aunque pudiera, no voy a contártela aquí.

Si eres esa mujer que quiere anclar su magnetismo en esta vida, que quiere sentirse y ser ese sagrado femenino, que quiere seguir generando su fuente de abundancia desde el gozo, y no desde la supervivencia, y quiere crear a ese masculino próspero y manifestador, que escale a otro nivel… entonces voy a acompañarte a través de 7 encuentros a lograrlo.

Te brindaré toda la síntesis del sacerdocio de mí de sagrado femenino. Son 7 encuentros para cambiar para siempre tu relación contigo misma y con el masculino.

En 7 encuentros te resumo:

👉Cómo volverte una mujer magnética, que se ama, se valora y se respeta.

👉Cómo elegirte a ti misma, ser fiel a lo que sientes y tu alma quiere.

👉Te enseño cómo dejar de enredarte en relaciones que no te conducen a nada.

👉Te acompaño a descubrir cómo mejorar tu relación de pareja (si ya la tienes) y cómo atraer a tu complemento sagrado si es que no lo tienes.

👉Vas a descubrir el verdadero poder del femenino.

Vamos a trabajar con algo que me inició en el 2021 y son LOS NODOS PLANETARIOS. Es el trabajo con las pirámides truncas mayas. Las fálicas son las pirámides en punta. Las femeninas son las truncas, las mayas.

👉Te liberarás de la supervivencia para siempre. De las exigencias. Recuperarás el gozo y entenderás lo hermoso que es vivirte en equilibrio desde tu sagrado femenino integrado a tu masculino interno.

7 encuentros

Iniciamos el 19 de agosto

Los cupos son limitados

Acabo de abrir la inscripción a este curso ÉPICO

Fechas programa AmaNacer

  • 19 y 26 de agosto
  • 2, 9, 16, 23 y 30 de septiembre

Hora: 18:30 a 21 hs.

Todos los encuentros quedan grabados si no puedes estar presente en alguno.

*Las consultorías grupales que incluye el curso se organizarán una vez armado el grupo completo y se darán las fechas posteriormente. 

Carrito de compra
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?