La Mujer BudaCristi, el origen de la caída de la humanidad y el próximo potencial

.
Bendiciones a todo el tejido de la hermandad.

Hace días vengo atravesando los inmensos picos de la dualidad en la que, ilusoriamente aún estamos, con momentos de mucha iluminación y otros de profunda caída. Es un tiempo en donde las extremidades están bien presentes para poder establecer ´el camino del medio´ y discernir como nunca antes la experiencia en picos que hemos vivido desde nuestra caída hace miles de años.

Después de la trascendencia de nuestros hijos ´Índigo y Zafiro´ comenzó el proceso de sanación más profunda que he experimentado durante esta encarnación respecto a la energía masculina. Todo este proceso me condujo a conectar con la herida más antigua: La caída de Lemuria y Atlántida. Como quizá muchos ya han escuchado en mis videos o cursos, siempre he visto representada las dos polaridades en ambos continentes, como una llama gemela, Lemuria como energía femenina y Atlántida como conciencia masculina. Ambos continentes vivieron por miles de años (después que MU, Madre de todas las razas en la tierra, les diera a luz) en una profunda ensoñación de amor, fe y certeza. La danza de las polaridades era para ese ciclo como sucede dentro de una célula o en el universo entero, no existía la ilusión de fragmentación, ni los espejismos respecto a ellas.

Pero, ¿dónde comenzó todo esto?

ORIGEN DE LA FRACTURA

Drunvalo Melquisedec lo explica muy bien en su documental La Flor de la Vida, en donde cuenta la historia que Toth le ha brindado sobre la caída de la conciencia de estos dos grandes continentes iluminados. En síntesis, él explica que seres del planeta marte entraron a la tierra y que eran seres muy mentales y manejaban muy bien la parte científica, no tenían la conexión con el corazón como los Lemurianos o Atlantes y su llegada a la tierra rompió con el orden divino que existía. Cuando conecté con esta realidad a través de un pedido interior de ir al origen de mi caída, sentí este momento en mis células, el momento en que algo interno, muy profundo, se fracturaba, sin poder discernir todo lo que estaba pasando en ese momento, puesto que al vibrar de una determinada manera y que de repente ingrese una nueva radiación al campo, produjo que no pueda entender esa nueva realidad que estaba sucediendo, en otras palabras, la conciencia quedó perdida. Es como cuando se recalibran los campos magnéticos del planeta por donde circulan ciertos tipos de aves y migran cada año según la estación a determinados lugares, están acostumbrados a ir por un lugar y de repente esa ruta ya no existe más y a cambio hay otra nueva… no comprenden qué ha pasado con el anterior camino hasta que poco a poco van identificando el nuevo espacio… eso sucedió con los campos de energías de cada ser en el momento en que esos campos mentales ingresaron e inyectaron de radiación negativa los campos de los Lémures y Atlantes. Por primera vez sentíamos el miedo, era una vibración nueva para nosotros… por primera vez sentíamos la separación de nuestras dos energías, antes navegan juntas, en trinidad, ahora una parte se había separado de su complemento y ambos luchaban internamente para ver quién era más dominante… en fin…

Drunvalo explica que para ese momento Lemuria era como una niña de 12 años y aquí está la clave que siento tan importante poder compartir, puesto que es aquí donde se materializa la primera violación al sagrado femenino desde ese tiempo a esta parte.

Es curioso que hoy (13/4/2020), que me siento a escribir sobre esto salga en las noticias el nuevo experimento, que será un helicóptero, que sobrevolará el planeta marte pronto y que partirá de la tierra hacia el planeta rojo este 2020.
Pensemos en lo que esta violación significó para la niña Lemuria… pensemos el impacto que esto tendría en una inocente y prístina niña en la tierra, una niña que nunca conoció el odio, el miedo, el dolor… Ahora podemos preguntarnos cómo sobrellevó nuestra Atlántida y Lemuria interna ese trauma a lo largo de los siglos. Han sido vidas tras vidas de intentos de reparación y aquella incansable búsqueda está llegando a su fin, de ahí que este año sea tan importante para toda la humanidad.

En mis recuerdos esa fractura hizo que en nosotros se activara también la parte mental y entonces dejamos de escuchar a nuestro corazón; esa violación que habíamos recibido en nuestros campos de energía ahora lo estábamos haciendo con nosotros mismos, estábamos traicionando, violando nuestra intuición e instinto natural de vivencia del presente. La mente nos hizo ser polares, reconocimos las polaridades pero separadamente, en las extremidades, como mencioné en un principio de este texto, y eso hizo separarnos más y más de nuestro corazón. También aquí se produjo la pérdida de identidad solar puesto que nuestro ser brillaba al unísono unido al todo, como en una orquesta, en donde cada instrumento se fusiona al del otro para dar a luz una obra completa. Nosotros salimos con nuestro instrumento de esa orquesta, desconcertados, ya no sabíamos quienes éramos sin esa totalidad, pero tampoco sabíamos quienes éramos en nuestra individualidad, cada uno había dejado de hacer sonar su instrumento, la orquesta ya no sonaba unida, cuando alguien quería hacer fuerzas y volver a unir las partes no se podía, el ruido que se había producido era tan grande que en vez de focalizar nuestra energía en recordar la esencia que alguna vez habíamos sido vivíamos para protegernos de todo lo que entraba por las grietas de la rejilla de Gaia, no podíamos darnos el espacio interior para reconocer la voz personal y colectiva. Recordemos que la caída final (el hundimiento) sucedió en una era fractal a la que hoy estamos transitando solo que el eje era al revés, en el momento del hundimiento comenzaba la era de Leo, es decir que el eje era Leo > Acuario, al revés de ahora que es Acuario < Leo. Es interesante observar ahora este aislamiento y distanciamiento físico en una pandemia… la tierra está reviviendo los traumas del origen, como sucede con la vida de cualquier ser humano que una vez que se crea un conflicto en su inconsciente luego se revive una y otra vez con distintos escenarios para recordar que ahí está la fractura y que hay que darle luz.

La niña Lemuria fue violada y este abuso energético trajo la herida tan profunda con esa conciencia masculina marciana impresa en ellos y los Atlantes. Desde la astrología Marte es el planeta que representa al guerrero, puesto que Marte era el Dios de la Guerra. Cuando sienta el momento guiaré un trabajo en red gratuito para reparar este trauma en nuestro inconsciente.

Y con todo esto que estoy narrando comenzó la cadena de abusos, violaciones y desconexión hasta la actualidad, observemos:

1° Primer episodio traumático: Violación de los seres mentales a la niña de 12 años llamada Lemuria y Atlántida.

2° Segundo episodio traumático: Se rompen los circuitos internos del cuerpo y la alquimia sexual sagrada y por esta desconexión perdemos la brújula del corazón y dejamos de guiarnos por él, entonces comenzamos a violar y traicionar lo que nos dice el motor que despliega la voz de nuestra alma en la tierra.

3° Tercer episodio traumático: A raíz de este abandono interno también perdemos la empatía, comunión con el corazón de la tierra, comenzamos a no escucharnos ni escucharla como antes por lo cual nos desconectamos del flujo de la abundancia en el que vivíamos. Hasta aquí sabíamos que todo está interconectado y experimentábamos una retroalimentación fluida y equilibrada con Gaia. A raíz de esta desconexión aparece por primera vez el miedo y esto trajo la desconexión más grande con el flujo de armonía universal. El miedo a ´no tener´ es el que crea en ese momento el instinto de acumulación y apego. Comenzamos a violar la tierra y los vínculos que establecemos dentro de ella, producto de nuestra desconexión nos desconectamos con su corazón y dejamos de sentirla, como no la sentíamos la violamos una y otra vez, profundizaré en esto más abajo.

4° Cuarto episodio traumático: Violación a nuestra descendencia. Nos violaron, ahora una parte de nosotros se convierte en depredadora, entonces depredamos y nos depredan, violamos la tierra y también todo lo que nace de nosotros, quiere decir que así se construyó la humanidad que hoy reconocemos, con esta cadena de abusos. Veremos en profundidad el punto 3, ya que es fundamental reconocer esa parte para saber entonces a qué me refiero con la Mujer BudaCristi.

Desde mi apreciación para el momento planetario que estamos viviendo es fundamental que el registro del inconsciente profundo de cada individuo pueda sanar esta memoria, ya que todo, todo lo reproducido de esa raíz es lo que hoy ha creado tantos mecanismos de supervivencia y todo, casi todo, se basa en el miedo.

LA MUJER BUDACRISTI

De la pureza de una mujer depende un mundo, de lo que ella sea capaz de darse a sí misma depende lo que su descendencia se dará a sí misma. De cuanto ella se ame dependerá el amor que tendrá la vida que engendre y dé a luz. De cuánto ella se viva y se permita vivir, dependerá el bendito circuito de dar y recibir que habrá en su existencia.

Hace poco recibí estas palabras ´Mujer BudaCristi´, al principio no entendía que significaba y conforme fui avanzando en el mensaje que ahora leerás, comprendí que es la mujer naciente del hemisferio y continente donde hoy se encuentra alumbrando fuertemente la conciencia vital planetaria. Así, como en su tiempo, la vitalidad de la tierra llenó de luz a sus células receptoras en Tíbet, India y Nepal, y nacieron cientos de avatares, hombres en casi su totalidad, que lograron transitar el camino del medio, ahora nacerán ´ellas´, ´nosotras´, las mujeres BudaCristi.
En primer lugar quiero explicar por qué Buda-Cristi.

EL BUDA

Buda es en sánscrito ´El iluminado´, este nombre es otorgado a alguien que ha logrado un estado de tranquilidad mental. Esto se une a la raza mental y científica que produjo la caída, es decir que el estado de Buda es callar completamente a esa raza dentro de nuestro ADN, por lo tanto acallar la mente de pensamientos y desdoblamiento. La mente siempre se está desdoblando, en el pasado, en el presente y en el futuro, la mente está creando cuerpos subalternos a nuestro alrededor y sin darnos cuenta, va tejiendo un sinfín de realidades en donde quedamos atrapados mucho más de lo que concientizamos, crea universos simultáneos que son como una memoria RAM en la computadora, es una experiencia temporaria, paralela, que ocupa mucho espacio si la mantienes abierta y hace más lento el ordenador. Así sucede en nuestra vida con tantos universos que nuestro poder creador abre y despliega, sobre todo las mujeres que somos circulares, en nuestra alquimia interna tenemos cientos de engranajes y tenemos mucho más enraizado el poder de la tejedora (carta 24 del tarot egipcio).

Con esto no quiero decir que no podamos tejer nada, quiere decir que debemos entregarnos a lo que ya está tejido por nosotras mismas desde el velo angelical y solo ser un canal por donde se manifiesta ese tejido, es diferente a creer que nosotros debemos crearlo en la tierra, no debemos crearlo, ya está creado, solo debemos ser medios para poder manifestarlo, es un cambio de percepción solamente. Ese cambio vibratorio en la percepción de la creación nos ayuda a ser ese arquetipo de tejedora como en la carta 24, somos un instrumento para que aquello que ya existía en un plano cuántico se manifieste, entonces solo ahí se crea desde la No-Creación como explica María, madre de Jesús, en el libro “El Sueño de María y José”

Para llegar a este estado de iluminación tendremos que trabajar más en nuestro plano mental, vaciándonos de los laberintos que la mente teje y ha tejido, en donde nosotras mismas hemos quedado atrapadas, y entregarnos al vacío del corazón, en donde solo hay proyección de la verdadera esencia.

EL CRISTO

En el mensaje que recibí se menciona a la parte crística como Cristi, y quise saber más por qué, para ello usé la decodificación numerológica, para entender mejor la energía de cristo y cristi, veamos.

CRISTO
399126 = 30

CRISTI
399129 = 33

Observemos que cristi ya trae incorporada la vibración numérica del 33, por ello la vibración es BudaCristi.
En hebrero Cristo significa Mesías que es ´el ungido´

Luego de recibir sobre el nombre de la nueva mujer que emerge de América del Sur entendí que ella traía la vibración del Buda y de Cristo juntas y que era una combinación de ambas porque cada una aporta lo necesario para su manifestación divina. Osho explica muy bien la diferencia de estas dos energías cuando habla del Buda como un ser sereno que iluminaba el mundo desde ese silencio solitario, su belleza era suficiente resonancia para alimentar de pureza a todo un mundo. Y cuando se refiere a Jesús habla de esa parte comunicativa y que se moviliza hacia el pueblo y las personas. La mujer BudaCristi tiene y tendrá estas dos cualidades juntas, podrá iluminar su mundo y el mundo desde la quietud y soledad, pero a su vez saldrá a peregrinar, como Jesús, entonces su existencia se basará en esta danza magnética y eléctrica, femenina y masculina, para producir el santo equilibrio entre el Buda interior y el Cristo interior. Para comenzar a dar los primeros pasos en conciencia hacia el peregrinar del Alma de nuestra Mujer BudaCristi ofrendaré en este texto un mensaje que se me fue dado para limpiarnos de los vicios mentales, físicos, emocionales y espirituales que hemos adquirido desde la fractura.

Comenzaremos por lo que el Buda Gautama nos ha enseñado:

EL ESTADO DE VIGILANCIA

Él explicaba a sus discípulos que en el camino hacia el vaciamiento de la mente debíamos adquirir un estado de plena vigilancia. Vigilar nuestras actitudes, observarnos todo el tiempo para no caer en la tentación del desdoblamiento que la mente hace todo el tiempo, así permitiremos que no sea ella quien domine o dirija nuestra vida, sino que será el espíritu manifestado aquí y ahora quien podrá expresarse a través de nuestro cuerpo.
Siguiendo este espíritu de Vigilia permanente, nos observemos en nuestros actos y comencemos a dar los primeros pasos para purificarnos de adentro hacia afuera, afuera hacia adentro, de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba.

Guía de Amor para la Mujer BudaCristi

1) Ser virginales y santas en nuestro accionar

Este primer precepto conlleva muchos puntos importantes, en este texto solo mencionaré los que considero más importantes para este tiempo.

No más violaciones a nosotras mismas:

Escucharnos, oír lo que verdaderamente quiere nuestro corazón, dejar de traicionarnos. Tener la vigilancia cotidiana para observar dónde volvemos a repetir estos patrones del principio de nuestra caída. Es importante esta escucha para no dejar entrar energías en nuestro cuerpo y nuestra vida por el simple hecho de no querer estar solas y que el mecanismo de supervivencia nos gane.

No más violaciones a la tierra:

Para este precepto tendremos que trabajar en reconocer cuándo tomamos de la tierra en base a nuestras necesidades desde la carencia interior. Con esta vigilancia cotidiana ayudaremos a no alimentar la carencia y dejar de tomar de nuestra gran madre Gaia para saciar nuestros vicios. Tomamos y tomamos sin pedir permiso, sin honrar, valorar, agradecer… y con esto adquirimos todo tipos de vicios que en la mayoría de las veces no somos conscientes. Nos comportamos como depredadores de la tierra y no somos conscientes. Veamos algunos ejemplos para tomar conciencia.

La tierra nos da la energía desde su centro sagrado, su fuego interior, nos sentimos fuertes y poderosos cuando la kundalini está en subida, nosotros recibimos ese fuego que activa nuestro fuego y ¿qué hacemos con él? En la mayoría de los casos se usa para conquistar deseos, el deseo es carencia y detrás de ella hay un niño necesitado. Con la energía que la tierra nos da nos volvemos ambiciosos, codiciosos, queremos el mejor puesto de trabajo para lograr más reconocimiento, queremos más dinero para poder comprar el mejor auto, la mejor ropa, la mejor casa… y todo ¿para qué? Para sentirnos alguien en una sociedad capitalista y competitiva. Entonces la energía sexual que nuestra gran madre tierra nos da es para satisfacer nuestra carencia interior, ésta es una violación a su ser, veamos más formas en que abusamos de su energía:

En la tierra hay distintos tipos de vicios que se usan para tapar carencias enormes de la infancia y vidas pasadas, entre ellas están las más conocidas: Tabaco, Alcohol y Drogas.

Cualquiera de las tres mencionadas necesitan tomar la materia prima para producirla y esa materia proviene de un organismo viviente y sagrado y es la tierra. Ella no está dando a luz sus frutos para que nosotros tapemos nuestras carencias, de esta forma necesitamos tomar y tomar como niños demandantes y para ella es mayor trabajo. La tierra brillaría mucho más en toda su grandeza, en sus reinos, en todo, si nuestra retroalimentación con ella fuera verdaderamente equilibrada. Con esto no digo que no podamos usar el tabaco en un formato ceremonial, o una copa de vino o el consumo de una planta medicinal en un momento apropiado para ver algo de nuestra existencia… digo que el problema no es lo que tomemos del edén sino la intención con la que lo tomamos y los abusos que cometemos con ello. Para esto recomiendo ampliamente esta lectura para comprender más a fondo esto que quiero transmitir:

https://aripkamaia.com/comes-del-fruto/

Esto mismo ocurre con la alimentación, depredamos la tierra para saciar nuestros placeres, eso que llamamos ´placeres´ son en realidad formas de tapar otros vacíos internos que no pueden ser llenados por el ser que somos, porque nuestra mente sigue fragmentada desde ese tiempo de la caída en un espejismo de separación y nos cuesta convivir con la realidad de tener poco, necesitar poco, lo necesario para este aquí y ahora. Vamos a tomar mayor conciencia de esto cuando la tierra explote de plástico y basura que nos está llevando a una extrema contaminación… esto ya está pasando.

Depredamos a los animales y nos creemos dueños de ellos, los matamos, comercializamos y comemos, no hay excusas alimenticias para ello, podemos adquirir las proteínas, aminoácidos etc, de otras formas, con otro tipo de alimentos, ¿es necesario seguir matando animales por el simple hecho de que una parte de nuestro cerebro necesita satisfacer una carencia que hay en nuestro interior para cubrir un falso placer que solo durará unos instantes y que encima de ello generará en nuestro cuerpo un estado de putrefacción mayor?

Podemos hablar más de esto, pero sabiendo esta base podemos comenzar con una vigilancia permanente de con qué sentido tomamos lo que tomamos de la tierra, ¿voy a comer esto que para nutrirme o para silenciar una parte de mi carencia interior? Verán cuán viciados estamos en el día a día con esto y observarán cómo aún somos tan inmaduros en este aspecto. La madurez con nosotros mismos y Gaia vendrá de la mano del agradecimiento y respeto a su energía por haber permitido que ese alimento que voy a ingerir haya crecido en su reino, su edén, para poder alimentarme, ahí lograremos la retroalimentación equilibrada con su ser y la energía irá de vuelta a su fuego interior.
Cuando las mujeres u hombres nos quejamos de la madre devoradora que hemos elegido, ¿estamos siendo coherentes con esta queja? Porque siguiendo lo escrito anteriormente, si soy un depredador de la tierra y tomo, tomo de su edén para engrandecer mi ego, no puedo quejarme de mi reflejo en esa madre devoradora. A partir de este discernimiento he dimensionado que las madres de la humanidad no dejarán de devorar hasta tanto comencemos a hacer pequeños cambios en relación al día a día con este tema del consumo personal, recuerda que todo lo que consumes de la madre tierra, ya sea en alimentos, objetos, vestimenta o productos de belleza, nacieron de ella, el hombre las procesó con maquinarias que también se hacen con materias primas que nacen de ella y que todo ello lo hemos realizado como humanos para satisfacer los vicios que surgen en base a nuestras carencias internas.

La mujer BudaCristi entenderá todo esto, entonces transitará su vida de forma austera, la austeridad es tener la abundancia necesaria para tu camino de vida. Estas mujeres ya están siendo iniciadas por la energía de María y la Kundalini de América del Sur, este mensaje será transportado por ella hacia toda la humanidad. La mujer América es rica en energía sexual ahora, está siendo nutrida por su propia madre tierra para que comprenda que es el faro del nuevo mundo. La tierra es quien está guiando e iluminando a cientos de ellas para activar su bondad y redención.

Entonces bien, como primeros pasos a la sacralidad con nosotras mismas y la tierra es importante agradecer lo que tomamos, así tomemos desde el instinto de la carencia hay que agradecer: ´Necesito esto porque tengo un vacío que llenar y es un vicio…´ Si lo tomo sabiendo que lo es ya soy testigo de mi propia realidad, diferentes a antes que permanecía dormida. Ahora que sé lo que estoy haciendo voy a ir pidiéndole al fuego interior de la tierra que me ayude a liberar ese deseo y lo que puedo ir haciendo como transición es ir agradeciendo, podemos decir:

´Amada tierra, sé que estoy tomando esto de ti porque siento una necesidad muy grande en mi interior que todavía no suelto, para ello necesito tomar de esto (puede ser un alimento, un cigarrillo, alcohol, etc), para acallar esa carencia que nace de mi ahora. Ayúdame a transmutar con amor, a poder verla en su totalidad. Gracias por brindarme de tu energía aun cuando me alimento de tí a través de esta carencia´

Cada cosa que tomamos del jardín del edén debe tener un estado de retroalimentación a través del agradecimiento.

LA MUJER ILUMINADA

Desde la antigüedad parece ser que solo el hombre podía darse el espacio para el camino hacia la iluminación, santo y de amor. Conocemos esto por todas las religiones en el mundo: En el cristianismo solo los sacerdotes confiesan, dan las misas, dirigen el vaticano, etc. En el budismo solo los hombres se ordenaban en el discipulado. ¿Cuántos monjes han alcanzado el nirvana en las comunidades del Tibet?

La mujer no se ha iluminado antes porque desde nuestra caída nos desconectamos de nuestro verdadero poder y a raíz de ello solo hemos aprendido a sobrevivir siglo tras siglo, claro está que en ese mecanismo creador para sobrevivir no nos hemos dado el espacio para iniciar este camino que sí han tenido muchos hombres a través de la historia. La mujer solo ha servido para satisfacer el deseo de reproducción de un clan que solo ha determinado el valor de una mujer por su capacidad reproductiva y esto no es así. Esta es la razón por la cual hoy miles de mujeres están solas en su búsqueda y les cuesta mucho congeniar con alguna pareja. Para el nivel del subconsciente donde se asienta esta memoria ellas no pueden volver a ser valoradas por su capacidad reproductiva, entonces prefieren estar solas a tener que cumplir con el viejo patrón de solo servir para ser madres y amas de casa. Esto está cambiando y nos hemos direccionado hacia el otro extremo de la balanza en donde tampoco hay un equilibrio o solución. Este es uno de los motivos por los cuales no hemos iniciado el camino de la iluminación en otros tiempos. Cabe destacar que el verdadero poder de la mujer es el de su campo magnético. En su poder también ha radicado su mayor tentación puesto que otro de los motivos por los cuales la mujer no ha podido llegar al nirvana es porque tiene el acto de tejer y crear más que el hombre, esto la lleva instintivamente a un lugar de mayor desdoblamiento, es por ello que también puede hacer muchísimas más cosas a la vez que un hombre, su naturaleza es así, y esto conlleva tener que pasar por muchos más engranajes que el hombre para hallar la salida de sus propias creaciones.

La mujer BudaCristi podrá iniciarse en su propia iluminación cuando comprenda que su poder magnético tiene que ser virgen, cuando su alquimia no siga proyectando telas de araña creadas desde la ilusión de sus carencias, solo ahí podrá madurar su energía masculina y femenina. Con esto llegará lo más bello… muchos seres crísticos nacerán de ella.

El primer reto para este primer punto es comenzar a practicar la austeridad que es recibir lo que necesito para transitar mi propósito y misión en la tierra. Permitir que llegue a mi vida lo que me tenga llegar, sin mente creadora o fragmentada de por medio, este es el estado del magnetismo puro, esto es cuando nuestro ADÁN interior (nuestra capacidad creadora, energía masculina) se transforma en NADA (ADÁN leído al revés es NADA), así lograremos que nuestra EVA interior se transforme en AVE (Eva leída al revés es Ave. Este recibió y vio una gran amiga llamada Miriam Rial, cariñosamente nombrada por mí como Marión)

Toda la tierra y sus dimensiones intraterrenas han estado vivas desde siempre, pero hoy respiran hacia nosotros con más fuerza que antes, iluminando la conciencia de miles de mujeres, pioneras en el nuevo amanecer, Las BudaCristi, esta es la diosa que ya no necesita de las viejas pasiones que embrujaban su ser. Las medicinas que tomaremos de la tierra serán sembradas y recogidas con el amor y reconocimiento que esta madre merece, porque la energía de quienes la habitamos tiene que ir de vuelta hacia ella en agradecimiento eterno por permitirnos expandirnos en este tipo de vida.

Querida mujer BudaCristi, curarás a través de la medicina de la tierra como era antes, solo recibirás (campo magnético) el poder de la Diosa Madre Gaia y tu devolverás su energía manifestada en esa medicina que transportarás en tus manos para quien lo necesite. Cuando prepares una medicina noble y genuina de la tierra agradecerás a esa porción de su cuerpo que ha tenido la energía para brindarle a su nacimiento los elementos necesarios para ayudar a quien así lo necesite, agradecerás al padre sol por la luz inseminada a esa porción de tierra. Gaia te lo agradece porque cuanto menos mendigas, menos carencias tienes, entonces te encuentras más íntegra para hacer tu parte, te transformas en la conciencia de luz 44 (número maestro que comenzamos a vivir a partir este año 2020), y entonces eres un átomo de luz brillando en cada espacio de la humanidad.

Comenzarás a realizar esta limpieza de lo no necesario, de las impurezas, será la limpieza de tu Egipto interior.
Explicaré más de esto ya que el texto que recibí sigue y es largo, pero tengo que transcribirlo ya que lo tengo en cuaderno. Por ahora dejaré hasta aquí el mensaje. En breve transcribo la segunda parte y la comparto.
Bendiciones infinitas.

Aripka Maia

Hola 👋

Regístrate para recibir contenido interesante en tu correo electrónico. De regalo, al suscribirte, recibirás un taller sobre la integración del Femenino y Masculino

¡No hacemos spam! Solo enviamos amor.

2 comentarios en “La Mujer BudaCristi, el origen de la caída de la humanidad y el próximo potencial”

  1. Claudia Demarchi

    Maravilloso Maia. Así es y vibro plena, completa e infinitamente en esta frecuencia que irradia el texto, que expresas por Gaia. Lo siento así desde siempre, hoy lo puedo hacer conciente. Y a partir de tu mensaje, muchas células resuenan, se unen, y personalmente me libera de la soledad de haberlo sentido sin saber de otras que también lo estaban sintiendo. Gracias eternas

Deja un comentario

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?